Tu bienestar en la Sierra de Alcaraz

Polo Norte geográfico 2Para descubrir el camino de las estrellas, lo primero es familiarizarse con el cielo, conocer estrellas, distinguir planetas y reconocer constelaciones. Para ello el mejor instrumento de observación son nuestros ojos. Esta actividad es para disfrutar y profundizar un poco más en el apasionante mundo de la ASTRONOMÍA.

 

La actividad tiene dos partes diferenciadas:

1. Comenzamos con el montaje de los telescopios explicando todos los elementos que los componen y la importancia de cada uno de ellos. Durante esta parte la iluminación es con linternas rojas, de esta manera, estamos un rato, 1/2 hora, disfrutando de la oscuridad para que nuestros ojos se acostumbren y así aumentar nuestra capacidad visual.

disco_sur

Planisferio

 

 

A continuación con los planisferios nos iniciamos en el uso de los mismos para adquirir autonomía en el conocimiento básico del cielo, comenzamos orientándonos con las estrellas y después a movernos entre ellas para conocerlas por su nombre y también en qué constelación se encuentran

2. Cuando ya controlemos un poco más el conocimiento del cielo, podemos utilizar los telescopios para seguir adentrándonos en el disfrute del Universo. Tenemos un telescopio reflector de 200 mm y un refractor de 150 mm

 

    Para la sesión de observación utilizamos:

    • Telescopio reflector de 200 mm de diámetro.
    • Telescopio refractor de 150 mm de diámetro.
    • prismáticos 10×50.
    • Planisferios celestes.
    • Puntero laser.
    • Linternas rojas.
    • Láminas explicativas.
    • Guías astronómicas.

equipo de astronomia

Equipo de astronomía

 

Un ejemplo de observación de primavera-verano:

Astromolino- Comenzamos localizando el norte, buscamos la estrella polar a partir de la constelación de la Osa Mayor. A continuación hacemos una prueba de agudeza visual con el reconocimiento de Mizar en la misma constelación y junto a ella la pequeña Alcor, son las que los árabes les decían “prueba ojos”. Miramos con el telescopio a Mizar y comprobamos que es una estrella doble, así vamos adiestrando el ojo para observar detalles astronómicos.

- Para comprobar el color de las estrellas y ver que es difícil distinguirlo, observamos otra doble, Albireo del Cisne y vemos que sus componentes son de colores distintos.

- En este momento de la observación, observamos algún planeta que esté visible, siempre elegimos entre los más agradecidos visualmente: Saturno, Júpiter, Venus o Marte. En este orden de preferencia.

- Para conocer algunos objetos de cielo profundo y tomar agilidad en la observación, enfocamos un cúmulo, a ser posible globular, solemos hacerlo con el gran cúmulo de Hércules.

Momento de la observación- Continuamos con una nebulosa, por ejemplo la anular de Lira, en la que hay que practicar la visión lateral, es decir, no mirar el objeto directamente, ya que la retina tiene zonas de más sensibilidad que descubrimos con esta técnica.

- Terminamos el cielo profundo con una galaxia, si está visible la más espectacular es la de Andrómeda, donde podemos ver una más pequeñita junto a ella.

- Para finalizar y si está visible observamos la Luna, el objeto más luminoso de nuestro cielo, después del sol. Esta la dejamos para el final, pues su visión es espectacular, pero nos hace perder agudeza visual y también nos limita la observación de muchas estrellas y objetos celestes.

 

Durante toda la observación, se comentan historias relacionadas con las estrellas y constelaciones, mitología egipcia, griega, india, árabe,… de esta manera se conoce el por qué es tan atractiva la observación del cielo nocturno y la utilidad que lleva asociada.

Los días más adecuados para desarrollar una observación astronómica son los de luna en cuarto creciente, cuarto menguante o luna nueva, cuando se aproxima a luna llena impide observar muchos objetos que necesitan total oscuridad para admirar su belleza.

 

 

 

“¡Luna llena, luna llena,

tan oronda, tan redonda

en esta noche serena

de marzo, panal de luz

que labran blancas abejas!”

                                                                          A. Machado (Canciones)